Cruzar el paso... witral. 2018

Instalación textil.

Obra realizada colaborativamente con la Junta de Vecinas de Chayahue.

Instalada en su sede vecinal. Calbuco, Región de los Lagos.

Residencia de Arte Colaborativo, MINCAP.

Fotografías por Sebastián Venegas.

bitacora20vs-14.jpg

Tejer es una técnica hipnótica basada en la repetición de un mismo movimiento cuyos resultados no se perciben de inmediato.

La imposibilidad física de ver la pieza ya que se enrolla a medida que se va tejiendo, enriquece el fragmento y le da autonomía,

al tiempo que exige una comprensión global de la composición que debe guardarse en la memoria durante el largo período de ejecución.

En el telar no se puede corregir lo hecho, o bien se corta y se desecha, cosa que no se hace, o bien se crea una composición que asuma y transforme el error.

El trabajo del telar es como la vida: lo hecho, hecho está y se ha de vivir con ello.

Teresa Lanceta.

Texto y textil comparten un origen etimológico, el vocablo latín texere que significa ‘tejer, entrelazar’. De igual manera, las palabras contexto y textura comparten este vocablo, por tanto, sus significados están entrelazados.

La trama en un tejido son los hilos que dan sujeción a una tela (los hilos horizontales que junto a la urdimbre, los verticales, se encuentran y cruzan surgiendo así la tela, el tapiz, el textil), y en nuestro vocabulario, la trama es también el argumento de una obra literaria, de una película e incluso la pauta que facilita y delimita una  investigación. Como vemos, estos conceptos están íntimamente relacionados, lo que nuestro lenguaje cotidiano también desvela, pues está cubierto de términos y frases provenientes de este ámbito, teñido de metáforas: “el lenguaje teje nociones y conceptos”, nos referimos al “hilo conductor de la vida o de la historia”, hablamos de “tejido social”, de “estar urdiendo algo”, etc., relaciones que utilizo en mi obra y que se ligan materialmente a mi trabajo artístico realizado como aquí, con hilos entretejidos. 

bitacora35vs-22.jpg

El telar o witral mapuche, es una estructura sencilla que permite realizar maravillosos tejidos con dibujos y colores.

Consiste en un marco de madera, antiguamente hecho de palos que eran amarrados en sus cuatro ángulos con junco o manila, es decir, con fibras, las mismas con las que tejemos los canastos. Hoy, llevan pernos o tornillos y los palos están más pulidos, sin embargo, funcionan de igual manera. En esta estructura, los palos largos son los encargados de soportar el peso del telar y los que van atravesados de recibir la urdimbre. Así, la urdimbre es el conjunto de hilos tensionados en el telar sobre el que se inserta la trama: la trama de la vida, la trama de la lana, aquella que conecta todo aquello que va pasando.

La textilería mapuche es parte del mundo femenino y el traspaso de su conocimiento es propio de las relaciones entre mujeres.

En esta obra que formó parte de una residencia, he trabajado con la Junta de Vecinas de Chayahue siendo esta experiencia un encuentro/tejido de mujeres.  

bitacora29vs-6.jpg

Tejer requiere un tiempo; solicita un tiempo.

Tiempo que aprendí observando tejer a mi abuela, quien tejía a palillo y hacía ganchillo. Tiempo en el que pude disfrutar de sus historias y recuerdos de vida, que tuve el privilegio de escuchar entre hilos y lanas desperdigados por la casa. Tiempo en el que hoy, a través de este witral, tengo el placer de escuchar las historias de las mujeres chayahuinas. Tiempo lento y suspendido frente al vértigo en el que al menos yo vivo…

bitacora29vs-11.jpg
bitacora29vs-9.jpg
bitacora29vs-12.jpg
bitacora29vs-8.jpg

La cuestión es tejer, urdir, tramar, y con ello inmiscuirme en el tejido social. Recopilar historias y memorias, recoger saberes ancestrales, aprender el arte de cruzar emociones con lanas. Tejer para relacionarnos, para conectarnos, para simplemente compartir el tiempo.

bitacora35vs-28.jpg
bitacora35vs-21.jpg

Instalación textil que ha quedado en el territorio.

Para conocer más sobre el proceso y la obra ver: Bitácora Residencia Red Cultura